El Constitucional alemán avala el bloqueo al matrimonio igualitario de la gran coalición


Por Roberto Santos

El pasado martes, el Tribunal Constitucional alemán, hacia pública su decisión de desestimar el recurso presentado hace un mes por el diputado Volker Beck, conocido por su activismo en la equiparación de derechos e igualdad LGTBI, perteneciente a Los Verdes y que pretendía obligar a la coalición de Gobierno, por vía judicial, a desbloquear la tramitación parlamentaria de los proyectos de ley sobre matrimonio igualitario que llevan casi toda la legislatura en un cajón por decisión de democristianos y socialdemócratas.

12

Exactamente hay tres proyectos de ley esperando ser debatidos o al menos, tenidos en cuenta. El primero de ellos lo presentó la izquierda, Die Linke, justo después de las elecciones de 2013, donde se formó la gran coalición que hoy gobierna, CDU/CSU-SPD, cuatro años después este proyecto de ley sigue enterrado en un cajón. El segundo lo introdujo el grupo de Los Verdes en junio de 2015 y ha corrido la misma suerte que el primero. Y como no hay dos sin tres, en septiembre de 2015, el Bundesrast, la cámara alta del Parlamento donde están representados los estados federados. Curiosamente, los partidos que conforman el Gobierno han sacado de forma continuada del orden del día la discusión en el Pleno de los tres proyectos de ley, que ya cogen polvo desde hace años en la comisión correspondiente del Bundestag.

Este inmovilismo no es casual y responde a una táctica política que conviene a ambos partidos de la coalición. A la CDU/CSU de Angela Merkel, porque sus posiciones son absolutamente contrarias y quieren evitar a toda costa que aparezcan diputados rebeldes en sus filas capaces de votar a favor del matrimonio igualitario. Y al SPD, que lo llevaba en su programa electoral, no le interesa verse en la tesitura de cumplirlo y provocar así una posible crisis con sus socios de Gobierno. Como consecuencia de este hipócrita juego político, la comunidad LGTBI es quien paga el pato, pese a que el apoyo social al matrimonio igualitario y la igualdad de derechos es ampliamente mayoritario.

La posición de los democristianos no es que sorprenda precisamente, porque siempre se han mostrado contrarios al matrimonio igualitario, pero los que si que sorprenden son los socialdemócratas, que pese a llevarlo en su programa electoral juegan ahora a la indefinición y a mirar para otro lado, traicionando sus promesas y a sus votantes. De hecho Heiko Maas, ministro de Justicia perteneciente al SPD, el pasado mes de mayo, anunció el compromiso con el matrimonio igualitario como condición irrenunciable para entrar en una nueva coalición de Gobierno: “No me puedo imaginar que el SPD firme un acuerdo de coalición en el que el matrimonio para todos no esté incluido. Es una cuestión de justicia”. Hasta aquí todo bien, no se entiende porque no se ha hecho en esta legislatura y se pospone para la siguiente, pero vale, aceptaríamos barco si no fuera porque la dirección del partido ha decidido no incluir la propuesta de su grupo LGTB, SPDqueer, para precisamente sentar las bases sobre el papel, de la posición in negociable del partido sobre la igualdad matrimonial, impidiendo así que esta iniciativa se discuta en la convención de la que saldrá el programa electoral socialdemócrata y que se celebrará el próximo fin de semana.

Los que sí mantienen firme su compromiso, son Los Verdes, “con nosotros no habrá ningún acuerdo de coalición sin matrimonio igualitario”. Los democristianos de la CDU, por su parte, no descartan un acuerdo a nivel federal con la formación ecologista, con la que ya gobiernan en los Länder de Baden-Wurtemberg y Hesse. Es decir, que muy a su pesar la CDU podría abrirse a aceptarlo como ya ha admitido su portavoz de política interior.

Resumiendo, todo dependerá de la correlación de fuerzas que salga de las elecciones de septiembre, que según las encuestas no resultaría muy halagüeña para la comunidad LGTBI, ya que aseguran un claro triunfo de la formación de Merkel, la entrada de los liberales del FDP y de la extrema derecha de AfD. Pese a ello, Merkel es probable que necesite apoyos y aunque es muy probable que repita con los socialdemócratas, que por algo no quieren incluir el matrimonio igualitario como condición para una coalición, antes que con ninguna de las otras opciones.

@Nenedenadie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s