alan_turing_aged_16

Reino Unido da el “perdón” a miles de hombres condenados por homosexuales


Roberto Santos

Este martes fue aprobada en Reino Unido una ley que contiene el perdón póstumo para miles de hombres homosexuales y bisexuales que fueron condenados bajo leyes anti-homosexuales en este país entre 1885 y 2003.

“Este es un logro importante y ayudará a mitigar un poco el daño causado a miles de vidas”, dijo Stonewall, grupo británico de activistas por la defensa de los derechos de la comunidad LGBT, en una declaración sobre la nueva Ley de Policía y Delincuencia 2017.La ley sólo se aplica a Inglaterra y Gales. Escocia e Irlanda del Norte tienen sus propios órganos legislativos.

Stonewall había pedido originalmente que todos los hombres gay y bisexuales, vivos o muertos, fueran perdonados, a lo que el gobierno británico se negó. En su lugar, los que aún viven pueden solicitar fisicamente que se eliminen de los registros sus condenas por crímenes basados en conductas que hoy, ya no son ilegales.

Aunque este proceso ha estado disponible desde 2012, no se tuvieron en cuenta muchas de las leyes usadas para perseguir a los hombres gays y bisexuales.

Nottingham_Pride_MMB_A1_Peter_Tatchell.jpg

Peter Tatchell, activista pro derechos humanos, en un comunicado explica los problemas que se enfrentan después de la despenalización de 1967 de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

“Los cuatro principales delitos que penalizaron a los homosexuales y bisexuales fueron: la sodomía (sexo anal), la grosera indecencia (todos los actos sexuales sin penetración anal entre los hombres, incluyendo el mero contacto y el beso), la adquisición (facilitar, ayudar y complicar) e importunar , (Cruissing). Estos crímenes no fueron revocados hasta 2003”.

En los cuatro años posteriores a 1967, las condenas por delitos homosexuales consensuados aumentaron casi un 400%. Las autoridades estaban más decididas que nunca a reprimir las vidas de las personas LGBTI.

Además, la discriminación homofóbica en la vivienda, el empleo y la prestación de bienes y servicios seguía siendo legal por defecto. No había protección legal contra ella. A miles de personas se les negó el empleo o fueron despedidos de su trabajo debido a su orientación sexual. Muchos otros fueron rechazados o desalojados de los alojamientos alquilados.

En los años ochenta, las campañas de “valores familiares” y de “valores victorianos” del gobierno conservador elevaron los niveles histéricos de homofobia; Ayudado por el pánico moral sobre el SIDA -que fue denominado la “plaga gay”. En la conferencia del Partido Conservador de 1987, la primera ministra Margaret Thatcher utilizó su discurso para atacar la noción de que la gente tenía “derecho” a ser gay.

La consecuencia fue un aumento masivo de asesinatos. De 1986 a 1991, hubo más de 50 asesinatos conocidos de hombres gays en circunstancias que apuntaban a un motivo homofóbico. Las investigaciones policiales para atrapar a los asesinos eran a menudo irrisorias. Seguían siendo en su mayoría delincuentes y, según muchos policías, no merecían la protección de la ley.

En 1989, más de 2.000 hombres fueron declarados culpables de consentimiento de relaciones homosexuales adultas, que eran casi tantas condenas anuales como en los años 1950-55, cuando la homosexualidad masculina era totalmente ilegal y cuando Gran Bretaña estaba en una auténtica cacería de brujas.

La ley de “indecencia grave” de 1885, que prohibía cualquier contacto sexual entre hombres, incluso besos y caricias, había sido utilizada para condenar al genio matemático y de la computadora Alan Turing en 1952 y, antes de él, fue encarcelado el dramaturgo Oscar Wilde en 1895. Esta ley fue finalmente revocada en 2003. Del mismo modo, la criminalización de la “sodomía” (sexo anal) – promulgada en 1533 durante el reinado del rey Enrique VIII – fue derogada también en 2003.

Alan_Turing_Aged_16.jpg

La llamada ley de Allan Turing inició su camino en octubre del año pasado y desde entonces hasta ahora ha pasado por un largo proceso hasta finalmente ser aprobada el pasado martes.

Allan Turing es considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna. Durante la segunda guerra mundial, trabajó en descifrar los códigos nazis, en concreto los de la máquina Enigma, y durante un tiempo fue el director de la sección Naval Enigma de Bletchley Park. Se estima que su trabajo acortó la duración de esa guerra entre dos y cuatro años.7 Tras la guerra, diseñó uno de los primeros computadores electrónicos programables digitales en el Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido y poco tiempo después construyó otra de las primeras máquinas en la Universidad de Mánchester.

En el campo de la inteligencia artificial, es conocido sobre todo por la concepción del test de Turing (1950), un criterio según el cual puede juzgarse la inteligencia de una máquina si sus respuestas en la prueba son indistinguibles de las de un ser humano.

La carrera de Turing terminó súbitamente tras ser procesado por homosexualidad en 1952. Fue acusado de ‘grosera indecencia’ en 1952 por tener una relación con otro hombre. Se suicidó dos años más tarde a la edad de 41 años después de someterse a la castración química como alternativa a cumplir una pena de prisión, aunque también hay algunas teorías que sostienen que pudo ser asesinado.

La reina Isabel le concedió a Turing el inusual perdón real póstumo en 2013, después de años de campaña por parte de los defensores de su causa.

“Gracias a las enmiendas hechas por el Señor [Michael] Cashman en diciembre [2016], que fueron apoyadas por el gobierno, la ley aprobada hoy también allana el camino para asegurar que todos los procesados injustamente por ser gay o bi pronto podrán tener estos ‘delitos’ eliminados de su registro “, explicó Stonewall.

Tatchell señala, sin embargo, que está ley aún tiene algunos puntos oscuros: “La legislación tiene algunas omisiones. No permite explícitamente el perdón de los hombres condenados por solicitar y obtener relaciones homosexuales en virtud de las leyes de ofensas sexuales de 1956 y 1967. Tampoco perdona a esas personas, incluidas algunas lesbianas, condenadas por besos homosexuales y abrazos bajo leyes como la Orden Pública de 1986, la Ley de las Cláusulas de la Policía de la Ciudad de 1847, la Ley de Jurisdicción de los Tribunales Eclesiásticos 1860 y las leyes del ejército, de la marina y de la fuerza aérea y otros diversos estatutos.

Sin embargo, los acuerdos garantizados por Lord Cashman significan que las personas condenadas bajo estas otras leyes también pueden solicitar un perdón.

“En el caso de los hombres ahora muertos, no está claro si sólo los familiares de una persona fallecida pueden solicitar un perdón en su nombre. Muchos hombres condenados fueron rechazados y repudiados por sus familias. El gobierno debe dejar claro que cualquier persona involucrada, incluyendo amigos personales, puede solicitar el perdón de una persona fallecida. Por ejemplo, no hay familiares conocidos de James Pratt y John Smith que, en 1835, fueron los últimos hombres en colgar por la homosexualidad en Inglaterra. Merecen un perdón, especialmente teniendo en cuenta que la seguridad de su convicción es dudosa.”

Aunque cree que el perdón es un “importante y valioso avance”, Tatchell, quien es el director de la Fundación Peter Tatchell, se apresura a recordar a la gente que “un perdón tiene connotaciones de haber hecho algo malo y estos hombres y la comunidad LGBT en general saben que no hicieron nada malo”.

“Este es un día realmente trascendental”, dijo el ministro de Justicia Sam Gyimah en un comunicado. “Nunca podemos deshacer el daño causado, pero nos hemos disculpado y hemos tomado medidas para corregir estos errores”.

Brandon Lewis, ministro de Estado en el Ministerio de Justicia, lanzó una disculpa formal en nombre del gobierno británico el 11 de enero.
“Quiero aprovechar la oportunidad para pedir disculpas sin reservas, en nombre del gobierno, a todos aquellos hombres que pronto recibirán un perdón”, dijo.

Aunque Tatchell asegura que todavía hay mucho trabajo por hacer, se siente positivo respecto a está nueva ley. “Desde la Ley de Delitos Sexuales de 2003, por primera vez en más de 500 años, tenemos un código penal que no discrimina por motivos de orientación sexual”, dijo. ¡Por fin el progreso!

@Nenedenadie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s