Diferentes colectivos solicitan al Gobierno la inclusión de personas con VIH en la función pública.


Roberto Santos

En nuestro país tener VIH sigue siendo motivo de discriminación y estigamtización, pese a toda la información que tenemos ya sobre el virus, pese a que sabemos que es una enfermedad de transmisión y no de contagio, pese a todo ello todavía existe discriminación y lo más fuerte, es que parte de esa discriminación venga desde la Administración.

dt.common.streams.StreamServer.cls.jpeg

Según informa FELGTB en su página web, el 35% de las 93 consultas recibidas en todo el 2016 en el programa “Clínica Legal” de la Coordinadora Estatal de VIH y sida (CESIDA), que está dirigido al asesoramiento jurídico a personas con VIH ante situaciones de discriminación, estuvieron relacionadas con el acceso a ofertas de trabajo para empleos públicos, especialmente en relación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Este porcentaje de consultas, es bastante elevado y pone el foco en la discriminación que existe en el ámbito laboral dentro de las instituciones públicas, que deberían ser justamente un ejemplo claro y contundente de lo contrario. El empleo público debería ser un ejemplo para el ámbito privado y estar libre de discriminación de ningún tipo, pero lamentablemente, no es así. 

Entre las causas se encuentran determinadas exclusiones médicas que se reflejan en las bases de oposiciones al Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias, Guardia Civil, Cuerpos Militares o Policía Nacional y que, de forma indirecta, sirven en muchas ocasiones como excusa para excluir a las personas con VIH.

Como-se-origino-el-sida-1.jpg

Otra de las razones para discriminar es la sobrevaloración del riesgo de transmisión del VIH en el desempeño de funciones de este tipo de trabajos, según se desprende de los escritos emitidos por parte de la Subdirección General de Recursos Humanos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y por la Subdirección General de Relaciones Laborales de la Dirección General de la Función Pública en los que se argumenta que “las funciones de las personas que trabajan en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado conllevan la posibilidad de mayor riesgo de contagio del VIH y justifican suficientemente el establecimiento de un criterio de acceso distinto al que pueda utilizarse con relación a otros cuerpos de la Administración”.

Claramente el desconocimiento sobre el VIH que demuestra la Dirección General de la Función Pública y sobre los avances que ha habido tanto en lo referente al tratamiento como a la transmisión del propio virus es más que evidente.
Es por ello que la organización sindical Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO y tres organizaciones civiles vinculadas al VIH: CESIDA, Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y Trabajando en Positivo, han solicitado recientemente por carta una reunión con esta Dirección General, siendo la cuarta ocasión desde 2014 en la que este hecho se produce sin haber tenido una respuesta positiva hasta el momento.

Es increíble que a estas alturas todavía estemos así, teniendo que dirigirnos a la Administración para tratar de hacer pedagogía con ellos, sobre temas de los que deberían estar debidamente informados ellos mismos por los cargos que ocupan y que nunca deberían ser motivo o justificación para ningún tipo de discriminación. 

Por otro lado, los avances científicos sobre el VIH han sido muchos desde que se descubrió la enfermedad hace 35 años ya, pero todavía no existe cura y hace falta mucha investigación y por tanto dinero para continuar avanzando y llegar a encontrar la cura definitiva algún día, lamentablemente nuestro Gobierno tampoco destaca por su apoyo a la investigación de ningún tipo.

También en prevención de la enfermedad debería este Gobierno ponerse las pilas porque los datos son preocupantes si tenemos en cuenta que en España cada año se dan mas de 3.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH y que hasta un tercio de los infectados con VIH presentes en España desconocen que lo están, lo que da lugar a diagnósticos tardíos en el 48% de los casos, favoreciendo nuevos contagios en un 60% de los casi 4.000 nuevos casos registrados cada año. 

Todo esto, sólo se puede combatir con más información y campañas de sensibilización para que la gente que tenga relaciones de riesgo en algún momento, no lo deje pasar y se haga la prueba, para que hacérsela deje de ser una especie de estigma o de parecer que te enfrentas a una posible pena de muerte. Falta información y faltan campañas de sensibilización, y en todo ello, nuestro Gobierno también suspende.

8229930514_db8f4f8e20_b.jpg

Esperemos que la respuesta, si es que la hay por parte de la Dirección General de la Fundación Pública no sea que tengamos que esperar a que llueva más, como para que baje la luz o que tenga que atravesar la península un cometa para que se pongan manos a la obra y realmente se tomen en serio las peticiones de FELGTB, CESIDA  y Trabajando en Positivo que como siempre, trabajan duro para conseguir un mundo más igualitario y libre de discriminación para todos. 

Podéis ampliar información sobre la petición de los Colectivos al Gobierno, aquí. 

@Nenedenadie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s