Dos hombres pasaron 3 meses en prisión por ser gays, en un país donde serlo no es delito.


Roberto Santos

Las autoridades de Costa de Marfil se han negado a explicar por qué dos hombres homosexuales fueron arrestados y encarcelados en un país que, supuestamente, no penaliza las relaciones entre personas del mismo sexo, y es ampliamente considerado como un oasis de tolerancia para la comunidad LGTBI.

Unknown.jpeg

Yann, de 31 años, y Abdoul, de 19, son abiertamente homosexuales pero ambos niegan cualquier relación romántica ente ellos. Fueron arrestados en octubre en una aldea en el suroeste de Costa de Marfil, aparentemente por “indecencia pública”.

Aunque los fiscales han declinado confirmar la acusación contra ellos, los activistas dicen que si se usara la ley de la indecencia, sería el primer caso conocido donde esta acusación se utiliza para encarcelar a los gays en el país.

Graeme Reid, director del programa de derechos LGBT de Human Rights Watch, dijo: “Una ley vaga, arrestos arbitrarios y una condena inexplicable: esto es completamente contrario al estado de derecho. El gobierno necesita ser transparente y ofrecer una explicación a estos dos jóvenes que han pasado tres meses en la cárcel sin razón aparente”.

En una entrevista en la prisión de Sassandra dos semanas antes de su liberación, el miércoles, Yann dijo que el caso había alterado su vida y le impidió cuidar a su anciana madre.

“Soy el único hijo de mi madre. Mi padre está muerto, así que soy yo quien se ocupa de ella. Pero debido a mi sexualidad, estoy atascado aquí y no puedo cuidar de ella “, dijo.

“Nos condenaron de una manera injusta. Si no hay ninguna ley que lo prohiba, no entiendo cómo pudimos haber sido condenados “.

En el caso resalta el limitado alcance geográfico de muchos grupos de derechos homosexuales en la región. En Costa de Marfil y los países vecinos, la mayoría del activismo tiene lugar en las principales ciudades y con frecuencia hay poco contacto con las zonas más rurales y remotas.

En Camerún, donde los activistas han documentado durante mucho tiempo la aplicación rigurosa del gobierno de su ley contra los homosexuales, los grupos locales todavía tienen una débil idea de lo que sucede fuera de Douala y Yaoundé.

Esta brecha se ve reforzada por el hecho de que las minorías sexuales en las zonas rurales pueden sentirse completamente abandonadas, ante la incapacidad de los activistas para llegar hasta ellos.

La noticia de la condena de Sassandra sólo llegó a los activistas en Abidján, la mayor ciudad y centro comercial de Costa de Marfil, después de que una agencia de prensa local publicara una noticia en noviembre. En ese momento, la condena ya había sido dictada.

Para entonces, Yann y Abdoul, que no tenían ningún abogado en el juicio, habían decidido renunciar a una apelación, temiendo que el proceso se extendiera mucho más allá de su sentencia de tres meses, por miedo a tener que pasar aún más tiempo en la cárcel.

Los activistas locales, que tienen fondos limitados, sólo podían permitirse hacer el viaje de ocho horas a Sassandra una vez durante el encarcelamiento de tres meses, lo que significa que la ayuda que les podían brindar era prácticamente nula.

prision_gitarama-2.jpg

Durante la entrevista hace dos semanas, los guardias impidieron a un periodista entrar en la prisión de Sassandra, y Yann y Abdoul dijeron que estaban hacinados en pequeñas celdas con otros 80 presos. Un recuento en una pizarra cerca de la entrada de la cárcel indicaba que 485 reclusos estaban en la instalación, más allá de su capacidad oficial de 300.

Ahora que han sido liberados, ambos planean ir a Abidjan para intentar reconstruir sus vidas. Pero mientras que la ciudad es vista a menudo por los africanos occidentales gay como un lugar de asilo, con una red impresionante de lugares gay y de asociaciones LGBT, la seguridad sigue siendo muy deficiente y a penas está garantizada. No hay protección legal para las minorías sexuales, y los incidentes de discriminación incluyendo ataques con violencia física son comunes, según aseguran los activistas.

El año pasado, varios hombres homosexuales fueron golpeados y obligados a abandonar sus hogares después de que la embajada estadounidense en Abidjan publicara una foto de ellos firmando un libro de condolencias para las víctimas del tiroteo nocturno en Orlando, Florida.

ob_4b97a5_homosexuels-jpg.jpg

ADO Jr, presidente de Lesbian Life Association, un grupo local que sigue de cerca el caso, dijo que el incidente de Sassandra también recibió cobertura de los sionistas en los periódicos de Costa de Marfil, lo que podría poner en peligro a Yann y Abdoul.

Un artículo, en el Soir Info, contenía citas fabricadas supuestamente de los dos hombres que tenían relaciones sexuales en público. “Este caso causó mucho rumor aquí”, dijo ADO Jr., “para que puedan sentir que necesitan salir del país”. 

Por lo tanto, ni Yann, ni Abdoul, estarán seguros en la ciudad, aunque si un poco más que donde vivían. Triste situación, que pese a mejorar levemente para ellos, aún les mantiene en peligro, simplemente por ser homosexuales.

@Nenedenadie

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s