Mujeres contra Trump, todo un éxito de convocatoria


Roberto Santos

Hoy, cientos de miles de mujeres (y hombres) marchan sobre Washington DC para hablar sobre los derechos de las mujeres y otras comunidades marginadas.

WomensMarch-500x338.png

En un ambiente mucho más festivo que el vivido ayer en la proclamación de Trump, miles de mujeres han tomado las calles de Washington y de otras muchas ciudades en todo el mundo, para mostrar su descontento con un presidente, que pese a no haber ganado en cuanto a voto popular, si consiguió ganar en estados claves, lo que le valió para hacerse con la presidencia.

Las mujeres hoy protestarán por las políticas restrictivas contra ellas, que ha ido anunciando el presidente Trump y su gabinete. La salud reproductiva, la brecha salarial, el techo de cristal, la discriminación racial, las demandas de la comunidad LGBT y la mujer latina son algunas de las razones que han movilizado la mayor manifestación nunca organizada contra un nuevo gobierno tras la toma de posesión.

Hoy una de las mujeres que han hablado contra Trump y ha dado uno de los discursos más emocionantes, ha sido la actriz America Ferrara, quien ha pedido protección para los 750,000 inmigrantes amparados por DACA.

Como orgullosa inmigrante de segunda generación y como mujer orgullosa se presentó America Ferrera en el escenario y desde allí comenzó un poderosos discruso “el presidente no es América, el Congreso no es América. Nosotros somos América. Y estamos aquí para quedarnos”.

Ferrara le dijo a Trump, entre aplausos de celebración, que renuncian a sus políticas y prometió dar la pelea por diferentes temas, dejando clara la interseccionalidad de esta marcha. “No vamos a pasar de ser una nación de inmigrantes a una nación de ignorantes”.

Entre las promesas una alabanza a los inmigrantes protegidos por DACA: “son jóvenes orgullosos, trabajdores, que no se van a marchar”, dijo.

Los lemas de está marcha están siendo claros y las proclamas no dejan de repetirse:

  • Rechazo a la humillación de nuestros hermanos musulmanes
  • Rechazo a la enacrcelación y asesinatos de nuestros hermanos negros
  • Exigencia de abortos legales y seguros
  • Apoyo a las familias LGBTQ
  • Proteger a los 75,000 inmigrantes protegidos actualmente por DACA.

Donald Trump ha sido el primer presidente en comenzar su presidencia con millones de personas por todo el mundo protestando contra él. La copresidenta de la Marcha de las Mujeres en EEUU, Linda Sarsour asegura “la piedra en el zapato de esta administración la pondremos las mujeres de esta nación”.

No han faltado frases misóginas en boca de Trump. La más aireada data de 2005, aunque salió a la luz y se hizo viral en las redes sociales, durante su campaña, el año pasado. En ella se le oía decir: “He tenido que tomarme unas pastillas de menta por si tenía que besarla. Ya sabes, me siento atraído automaticamente por las mujeres y las beso. Es como un imán. Y en cuanto empiezas, te dejan y ya puedes hacer cualquier cosa.”

Varias ONG entre ellas Amnistía Internacional, apoyan la protesta que será transcontinental. Hay convocadas centenares de marchas en Estados Unidos y manifestaciones similares en Colombia, Australia, Japón, Francia o Reino Unido.

Hillary Clinton ha elogiado a las mujeres que asisten a la Marcha de Mujeres convocada en Washington. La ex candidata presidencial demócrata agradeció a las asistentes a través de Twitter por “ponerse de pie, hablar y marchar por nuestros valores” y añadió que eso es “tan importante como siempre”. Agregó además que “siempre somos Más Fuertes Juntos”, su lema de campaña.

Entre los cárteles que llevan los manifestantes puede leerse: “En las mujeres confiamos”, “No puedes pararnos, tenemos a Meryl Streep”, y otro de los mensajes en camisetas es “El futuro es mujer”.

Uno de los emblemas de la marcha son los gorros “pussy cat” (gatito), que se cuentan por miles y son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (“pussy”, en inglés).

slide_513624_7216294_free.jpg

slide_513624_7216352_free.jpg

“Podemos lloriquear o podemos luchar”, ha destacado desde Boston la senadora demócrata Elizabeth Warren. “Y por eso creo que estamos aquí hoy. Cientos de miles de personas. Estamos aquí para luchar, hombro con hombro, por lo que creemos. Para luchar por la dignidad y el respeto hacia todos. Por la igualdad de oportunidades. Porque creemos en el cambio climático. Y porque no vamos a construir ningún estúpido muro. Porque creemos que la homofobia, la xenofobia y el sexismo no tienen cabida en nuestro país. Porque sabemos que igualdad significa igualdad: en el matrimonio, en el trabajo y en todo”.

La marcha está siendo todo un éxito, con una asistencia que ha roto todas las expectativas y con réplicas en más de 600 ciudades del mundo. Veremos ahora como reacciona Donald Trump a este impresionante movimiento que ha generado su ascenso al poder.

@Nenedenadie

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s