La ultracatólica Hazte Oír organiza un evento con un escritor que se jacta de curar la homosexualidad.


Roberto Santos

Hazte Oír, la asociación ultracatólica y homófoba ha organizado para el próximo 25 de enero un evento con el psicoterapeuta estadounidense, Richard Cohen, que salto a la fama en su día con su libro: Comprender y sanar la homosexualidad.

Cohen.jpg

Pues bien, como os decía el próximo 25 de enero, Hazte Oír, bajo el título “Comprende y ama a los homosexuales”, organiza un evento con este referente homófobo. En la convocatoria de tan lamentable evento, no utilizan palabras referidas a la sanación o curación, pero lanza preguntas como: “¿Las personas nacen con sentimientos homosexuales o es una condición adquirida?”, “¿Cómo podemos ayudar a aquellos que experimentan sentimientos homosexuales no deseados?” o “¿Es posible cambiar la orientación sexual de homosexual a heterosexual?”.

“Si alguien quiere vivir una vida como gay, debe ser respetado. Si alguien quiere cambiar, también ha de ser respetado”, señala el anuncio de las jornadas. Unas jornadas que destilan homofobia por los cuatro costados y que por más que intenten camuflarla bajo un título pedante y tendencioso, son lo que son, un seminario en el que se va a hablar de curar la homosexualidad.

¿Hasta cuándo vamos a tener que seguir soportando a una asociación que ha hecho de la apología de la homofobia y el odio su modo de vida? ¿Cuándo piensan intervenir de oficio las autoridades contra Hazte Oír? ¿Qué más tienen que hacer para que se tomen medidas contra ellos?

Ya está bien de tener que aguantar que nos tiren porquería a diario y que se consienta porque son católicos, o se definen como tal. Ya está bien de consentir que está gente ataque constantemente a un colectivo que lleva años luchando porque se reconozcan sus derechos y que está harto de tener que estar constantemente reclamando que se protejan los mismos a las autoridades, que deberían hacerlo sin que nadie se lo pida y no lo hacen.

Richard Cohen es un abanderado de las llamadas terapias de conversión, esas mismas que también defiende Mike Pence, el nuevo vicepresidente de los Estados Unidos. Sus métodos han sido rechazados por la comunidad científica y básicamente pretenden cambiar la orientación sexual e identidad de género de personas LGTB por considerarlas inadecuadas. En España, a nivel nacional, no están explícitamente prohibidas y aunque parezca increíble, existen centros que ofertan estas prácticas.

El propio Cohen se pone a sí mismo como ejemplo de curación, no te lo pierdas y asegura que la homosexualidad es producto de “traumas sin resolver que conducen a una confusión de género” e identifica como “causas” posibles abusos sexuales en la infancia, el divorcio de los progenitores o la muerte de un familiar, quedándose más ancho que largo en uno de sus libros basura, que no le pienso promocionar.

El protagonista del evento de Hazte Oír, ha sido expulsado de la Asociación Americana de Terapeutas y vive justamente de grupos ultras como el que le promociona en España, su gran nicho para vender sus libros homófobos, rechazados por toda la comunidad científica internacional y constantemente denunciados por asociaciones LGTBI de todo el mundo.

Por su lado, el grupo ultracatólico español, no es la primera vez que nos muestra su homofobia, eso sí, siguen haciéndolo de forma impune. Hace nada recogieron firmas contra un capítulo de una serie infantil, emitida por RTVE, en el que se veía una boda entre dos mujeres. También la liaron por el anuncio de El Corte Inglés que mostraba a una familia homoparental, en su campaña de la “vuelta al cole”.

Y como no podía ser menos, son los autores de más de 16.000 folletos que han repartido en colegios públicos y privados contra las leyes de igualdad LGTBI que han sido aprobadas en algunas comunidades autónomas, a falta de una gran ley nacional que proteja a toda la comunidad, y que para está asociación suponen “la vulneración de los derechos fundamentales de la población no LGTB”.

Lo cierto, es que la vulneración de derechos es justamente lo que hacen ellos. Por mi parte espero que en las comunidades autónomas donde si hay leyes que protegen al colectivo LGTBI, se apliquen con contundencia contra la propaganda infumable de esta asociación, contra la que la Comunidad de Madrid o Cataluña, ya están tardando en actuar de oficio.

No podemos consentir que a estas alturas siga habiendo gente hablando de la homosexualidad como una enfermedad y promoviendo el odio y el rechazo hacia todo un colectivo. ¿Hasta cuándo tendremos que aguantar esto sin que el Gobierno español haga nada? ¡Basta ya!

@Nenedenadie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s