Fiesta gay, frente a la casa del nuevo vicepresidente de EEUU.


Roberto Santos

Un movimiento de activistas por los derechos de la comunidad LGTB está preparando el que sin duda será uno de los eventos más fotografiados del día de la proclamación como presidente de los Estados Unidos, de Donald Trump. 

Concretamente están organizando la “Queer dance party” y seguramente dará mucho que hablar, porque el evento lo harán o al menos eso pretenden, frente a la casa del que será el nuevo vicepresidente, Mike Pence. 

28757091223_1112e2c068_b.jpg

Para los que no le conozcáis, el señor Pence es un ferviente cristiano, que fue gobernador de Indiana y firmó una polémica ley que permitía la negación de servicios a homosexuales en base a motivos religiosos, la cual tuvo que rectificar por la presión en su contra. También firmó otra ley que prohíbe abortar por la discapacidad, raza o género del feto.

Además de eso aprobó una enmienda constitucional para prohibir el matrimonio igualitario, fue en 2006 y lo justificó diciendo que apoyó “el plan de Dios” ante la destrucción de la civilización. “La sociedad esta condenada a colapsar ante el deterioro del matrimonio y la familia”. Y no contento con esto, firmó un proyecto de ley para encarcelar a parejas del mismo sexo que se atrevieran a solicitar una licencia de matrimonio en Indiana. 

En el 2000, como candidato del Congreso propuso que se dejasen de destinar fondos a la prevención del VIH y se aplicase ese dinero a terapias de conversión, porque según él, las campañas de prevención estaban dando el dinero público a las organizaciones que celebran y alientan los tipos de comportamientos que facilitan la propagación del virus del VIH.” Según él, lo razonable era destinarlo a terapias de conversión, para curar a los homosexuales. 

Y como no podía ser de otra manera, se opuso a la derogación del “Don’t Ask, Don’t Tell” (No preguntes, no lo cuentes), en el ejército americano, porque según él, la homosexualidad acabaría con la unidad y el compañerismo dentro del ejército. 

Mike_Pence_by_Gage_Skidmore.jpg

Como veis una auténtica joyita, muy acorde con el nuevo presidente de los Estados Unidos, por todas estas cosas y algunas más, WERK for Peace, “un movimiento de base que usa la danza para promover la paz” y DisruptJ20, un grupo de izquierda que promete que no habrá “transición pacífica” en la semana de investidura, han organizado está bonita fiesta frente a la casa de Pence, a la que de momento en Facebook, han confirmado asistencia más de 300 personas, aunque según los organizadores más de 1.000 se han interesado por el evento. 

“El Homotransfobico Mike Pence nos ha invitado amablemente a sacudir nuestros botines y cuerpos frente a su casa en Chevy Chase”, dice la descripción en el evento de Facebook. “Planeamos dejar atrás un rastro de brillo y purpurina arcoíris que él NUNCA podrá olvidar”.

Sin duda, a Mike Pence le va a encantar que en las inmediaciones de su hogar le monten un auténtico “gay parade”, que seguramente aquí muchos definirían como un escrache y quizás lo sea, pero también es una reivindicación por los derechos civiles de todo el colectivo LGTB, que ve peligrar los logros alcanzados, con gente como Pence en el gobierno de los Estados Unidos. 

@Nenedenadie

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s