La explotación sexual infantil, una realidad en aumento.


Vivimos en un mundo, donde muchas veces no nos paramos a mirar otras realidades, porque estamos muy ocupados y porque hay realidades que son muy difíciles de digerir. Hoy quiero hablaros de una de esas realidades, la explotación sexual infantil.

nino-tatuado.jpg

En los últimos años la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes ha aumentado en el mundo de forma “drástica”, así se desprende de un estudio realizado por más de 70 organizaciones, entre ellas UNICEF, publicado por ECPAT (acrónimo en inglés de End Child Prostitution, Child Pornography and Taffiking of Children for Sexual Purposes ─acabar con la prostitución infantil, la pornografía infantil y el tráfico de niños con fines sexuales─).

ECPAT, es una red de organizaciones con presencia en multitud de países y con sede en Bangkok, Tailandia. En su informa denuncia que los abusos de menores durante viajes de ocio y turismo han alcanzado niveles nunca vistos en la historia, lo que ha provocado que esta lacra se haya convertido en un “fenómeno endémico en todo el mundo”. Según datos de diversas ONG, hasta 223 millones de niños y niñas han sufrido relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual con contacto físico.

Por su parte UNICEF alerta de que varios millones pueden estar siendo explotados a través de la prostitución o la pornografía infantil cada año. El comercio sexual se ha convertido en un auténtico problema en muchos países alrededor del mundo.

1318934660_0.jpg

Los datos son escalofriantes, no podemos obviar el hecho de que en la mayor parte de los casos el comercio sexual está ligado con el turismo. Muchos extranjeros, hombres en su mayoría, pero también mujeres, no dudan en visitar países como Tailandia para tener relaciones sexuales con niños.

La situación es terrorífica, en el caso del tráfico de niños, las víctimas son reclutadas, muchas veces vendidas por su propia familia y muchas veces víctimas de secuestros, son alojadas y alimentados por el explotador, quien les obliga a trabajar en prostíbulos u otros establecimientos, los cuales ofrecen tal actividad.

Estos menores son víctimas de abusos sexuales y violencia sexual. La OMS define la violencia sexual como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción, independientemente de la relación de esta con la víctima y en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo.”

Los individuos culpables de cometer actos de violencia sexual contra niños, no lo hacen simplemente para satisfacer sus deseos sexuales de tener intimidad con sus víctimas, sino porque saben que los menores serán más fáciles de someter a sus deseos.

img_37787.jpg

Por su parte la ONU alerta de que “la verdadera magnitud de la violencia sexual está oculta, debido a su naturaleza sensible e ilegal. La mayoría de los niños y las familias no denuncian los casos de abuso y explotación a causa del estigma, el miedo y la falta de confianza en las autoridades”.

No pasa un segundo sin que un niño sea violado, torturado o abusado en alguna parte del mundo. Se estima que en Asia, más de un millón de niños son explotados sexualmente, en Estados Unidos, más de 300.000 niños se ven afectados por algún trato sexual y abusivo, en Sudáfrica, más de 30.000 niños son prostituidos. Sin embargo, es importante destacar que todas estas cifras son meras aproximaciones, porque resulta prácticamente imposible obtener cifras precisas.

brasil-explotacion-sexual.jpg

En cuanto a la pornografía infantil, ciertos explotadores no dudan en fotografiar, filmar o grabar escenas de sexo que involucran a menores de edad, las cuales se venden después para obtener ganancias comerciales. No debemos olvidar que existe todo una red de pedófilos que consumen este tipo de material. No voy a profundizar mucho más en esto, porque daría para otro artículo, pero es importante recordar que estamos hablando de menores y que ese tipo de material pornográfico lo que refleja es el horror de violaciones y abusos, pensar que alguien pueda disfrutar con esto es algo que cuesta mucho digerir.

Pero ojo, porque según el estudio de ECPAT, la naturaleza de los abusos “ha cambiado dramáticamente”. Ahora, según recoge en su estudio, financiado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, los hombres blancos, occidentales, adinerados y de mediana edad ya no son el prototipo de acosador, “sino que estos pueden ser tanto extranjeros como locales, viejos o jóvenes, y algunos son pedófilos, aunque la mayoría no”.

Este estudio, ha creado la base de datos más grande sobre la explotación sexual de niños y adolescentes y viajes y turismo sexual. Los viajeros, hombres como mujeres, locales, nacionales e internacionales, cometen estos delitos y muchos son “abusadores situacionales”, es decir, participan de forma ocasional en la explotación sexual de menores, porque se les presenta la oportunidad y sienten que pueden salirse con la suya y hacerlo impunemente.

El estudio también incide en que internet y la tecnología móvil han producido un aumento de este tipo de abusos, creando nuevas vías para la explotación y reforzando el anonimato de los abusadores. Anonimato en el que se amparan para hacer lo que hacen y que refuerza en ellos la sensación de impunidad.

3_trata_edos.jpg

Ningún menor es inmune y las víctimas no son solo menores de bajos recursos, aunque representen el grueso de los datos, por su mayor vulnerabilidad, las poblaciones marginadas, incluyendo a las minorías, los niños de la calle y los menores LGTB.

Por otro lado, el estudio constata que los servicios de protección para las víctimas siguen siendo escasos e inadecuados y que la aplicación de la ley y los procedimientos penales de los delincuentes se ven obstaculizados por la falta de coordinación y de información entre las autoridades. Resulta absolutamente preocupante lo bajas que son las tasas de condenas por explotación sexual de menores, lo que nos indica que la mayoría de abusadores evade la justicia.

Los niños que son victimas de la explotación sexual sufren traumas físicos y emocionales. Son absolutamente vulnerables a ser manipulados y terminan realizando actos que no desean realizar. En consecuencia, pierden toda la confianza en los adultos y sus promesas. Se genera en ellos un sentimiento de absoluta soledad e incomprensión y creen que la sociedad los abandona y los rechaza, sin saber a quien acudir en busca de ayuda y apoyo.

La explotación sexual tiene además un impacto brutal sobre el estado físico de los niños. Al forzarlos a tener relaciones sexuales, están en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, VIH, infecciones por desgarros y un largo etc. Además, las jóvenes pueden quedar embarazadas y generalmente no tienen a nadie a quien acudir para recibir ayuda. No olvidemos tampoco que el embarazo a una edad temprana constituye una auténtica amenaza a la salud de la madre y del bebé.

En cuanto a los suicidios de menores víctimas de abusos sexuales, no hay registros fiables, pero se cree que puede ser elevada, así como la de menores asesinados por redes de explotación sexual o por sus abusadores.

lucha-contra-la-explotacion-sexual-infantil.jpg

Las autoridades deben realizar un gran esfuerzo para acatar y hacer cumplir el Artículo 34 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, el cual establece que “los estados deben proteger a los niños de todas las formas de explotación sexual y violencia sexual”.

Hay que tomar medidas contundentes y proporcionar información exacta sobre la explotación sexual y sobre los medios para prevenirla. No debemos olvidar que la explotación sexual infantil es considerada un tema tabú y existe un mutismo generalizado en cuanto a estas prácticas que afecta al mundo entero.

También es importante despertar conciencias, el estudio incluye nueve informes regionales sobre la situación de explotación de menores. Según destaca, el sureste asiático históricamente ha sido considerado una de las principales regiones para esta práctica y de hecho aún sigue siendo un destino para los abusadores, si bien actualmente la mayoría de quienes cometen abusos sexuales son hombres locales.

En Oriente Próximo y el norte de África, las ONG han expresado su especial preocupación por el estatus de las mujeres y niñas que son particularmente vulnerables al matrimonio infantil o “temporal”. En el África subsahariana, el riesgo es mayor en las áreas remotas. En cuanto a América Latina, la incidencia de este tipo de explotación sexual es muy alta, particularmente en las zonas turísticas cercanas a comunidades pobres y excluidas. En este continente, las llegadas de turistas se han cuadruplicado desde 1980, y tres cuartas partes de los viajeros llegan de Estados Unidos y Canadá.

Estos dos países son países de demanda, es decir, sus ciudadanos viajan a otras regiones para explotar sexualmente a niños y adolescentes. Además, la trata de niños y adolescentes con fines sexuales en los viajes de negocios, los eventos masivos, conferencias y otros actos han convertido a Estados Unidos y Canadá en países de oferta. Europa también es considerada una región de demanda y la explotación sexual de este tipo está aumentando, principalmente en Europa Central y Oriental, según el estudio.

no_prostitucion_infantil.jpg

Por lo tanto, estamos hablando de una auténtica lacra, una realidad invisible que está ahí y que provoca el sufrimiento de millones de niños en todo el mundo a diario. Una realidad dura y difícil de digerir, que solo se puede combatir con más medios y campañas de concienciación e información en las zonas más afectadas, pero también en los países considerados de demanda, donde claramente también tenemos un problema. Todos podemos contribuir a combatir la explotación sexual al mantener al mundo informado acerca de tales prácticas y denunciar a quienes explotan a los niños a las autoridades correspondientes, solo así podemos combatir esta auténtica lacra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s