Refugiados: Estas son las armas de Europa


Virginia Carbajo

El jueves 16 de diciembre ha comenzado la cumbre europea para flexibilizar la capacidad Europa de invitar a los refugiados a salir del Viejo Continente. Qué bonitas las cosas bien dichas.

El objetivo de Europa es establecer una nueva legislación que permita saltarse su propia legislación sobre procedimientos de Asilo y la Carta de Derechos Fundamentales que ella misma formuló, donde establecía por escrito la obligación de socorro de esta gran Unión para con los más desfavorecidos.

Al calor de una buena calefacción decidirán si expulsar del espacio Schengen a decenas de miles de personas que se encuentran ahora mismo deambulando bajo el frío de las fronteras europeas o en campos de concentración habilitados democráticamente para acoger a las personas que vienen.

Pese a los alardes de solidaridad con la barbarie de una guerra, en la que Occidente tiene buena parte de responsabilidad, no llega a mil el número de personas que Europa ha querido acoger con dignidad.

Ya ni siquiera se abren telediarios con este despropósito humano, pero lo cierto es que Europa sigue levantando alambradas y hacinando a personas en imágenes que recuerdan a otro tiempo. Alberto Sicilia, conocido por su pseudónimo Principia Marsupia levantaba esta semana un gran revuelo en las redes sociales, exponiendo testimonios de lo que se vive en los campos de concentración de refugiados en la frontera de Grecia con Macedonia, y él mismo contaba cómo había visto fotos de la segunda guerra mundial y de esos campos, y le era imposible diferenciarlas. “No entiendo que podamos acostumbrarnos a esto”, decía.

Estas son las armas de Europa: Por un lado, pretende intensificar los bombardeos en Siria, sembrando más muertes y más terror. Si eso no funciona, instalan alambradas para evitar que las personas que huyen puedan entrar, y se soborna a otros países –con una catadura democrática cuando menos cuestionable- para que no permita que estas pasen. Mientras tanto convierten en un infierno las vidas de los que ya han entrado en el continente y tantean la legislación para expulsarles de la forma más cómoda posible.

CdqFexsW8AEyhgC

FullSizeRender

Por estar al lado de las personas que están viviendo este horror y por contar lo que allí pasa, Alberto Sicilia y otros compañeros fueron detenidos en la frontera macedonia. No lo veremos en las noticias. Igual que no aparecieron otras escenas en las que asociaciones de ayuda humanitaria que socorrían a los refugiados en las costas fueron acusadas de tráfico de seres humanos. No solo Europa no presta ayuda, sino que condena a quien lo hace. Castigar el auxilio y castigar a quienes informan también son las armas de Europa.

Realmente todas esas víctimas que han buscado infructuosamente refugio para ellos y sus familias podrían haberse quedado en la guerra. Morirían arrasados por una bomba, pero al menos con dignidad. No hacinados en el barro como si fueran cerdos.

Enfermedades de la Primera Guerra Mundial

Unos 4.000 niños se encuentran encerrados en estos campos de concentración. Con hombres, mujeres, ancianos…gente de todas las edades. Con el mal tiempo y las lluvias se encuentran en un barrizal, flotando en el mejor de los casos en una tienda de campaña, y desposeídos de sus pertenencias –Se las requisan al entrar al campo, normas de la UE-. Ni siquiera se les asegura una comida al día y están proliferando enfermedades que afloraban en las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Es triste tener que recurrir a la imagen de los niños para que este horror le parezca un horror a nuestras mentes acostumbradas a ver pobreza sin inmutarse.
Europa es la responsable directa de todas y cada una de las enfermedades y muertes que se producen en esos campos de concentración para refugiados de guerra. Tiene la capacidad de evitarlas y no lo hace, y eso la hace responsable. Y es responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos eurpeos que vemos cómo eso ocurre y permanecemos sin ejercer una protesta palpable que haga ver que nos negamos a ser responsables de la inmundicia que se está cometiendo en Europa.

Virginia Carbajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s