Morir de un disparo es un privilegio reservado a los hombres


Virginia Carbajo.

El 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. Un día en que mucha gente felicita a otras mujeres, el día de la mujer. Pero no es un día para felicitarse. Nacer mujer no es un logro. Este día no es una celebración por haber nacido con genitales femeninos, es un día de recuerdo. De recuerdo de un colectivo relegado a la invisibilidad, un día para que no se olvide que el 50% de la población ha sido despreciado y denostado a lo largo de nuestros días, y lo continúa siendo.

Ahora hace 115 años del día de 1911 en que 146 mujeres de Nueva York murieron al desatarse un incendio en la fábrica en la que trabajaban y en la que el patrón les había encerrado; un incendio del que no podían escapar. Fueron asesinadas. Ese hecho propició un debate en torno a las condiciones laborales de las mujeres, con un éxito relativo.

incendio_dia_de_la_mujer.jpg
Mujeres muertas en la fábrica Triangle Shirwaist, Nueva York, 1911.

Desde entonces cada ocho de marzo se recuerda a las mujeres que han perdido la vida en un mundo de hombres. En un mundo donde, en pleno siglo XXI y en el llamado “primer mundo” podemos ver cómo se designa a las mujeres como “algo” “bello” “que sufre y cuida de nuestros hijos”. Un mundo donde en Oriente Medio se proclama que “morir de un disparo es un privilegio reservado solo a los hombres”. Un mundo donde la mujer es un arma de guerra, donde miembros de todos los bandos (también de los de este lado del mundo) se permiten, porque se pueden permitir, el lujo de violar sistemáticamente mujeres y niñas, solo con el fin de sembrar el terror en el bando contrario.

Hay quien dirá que eso es un escenario muy alejado de nuestro día a día. Pero mirad a vuestro alrededor; todas las mujeres viven una lucha desde que nacen, hasta que cierran los ojos. Y la lucha más injusta que puede haber; sin haber hecho nada. Solo por ser mujeres. Solo por eso, cada noche, tendrán que cuidarse de caminar por calles solitarias. Es difícil imaginar que un hombre tema caminar por la noche por si le violan. Y solo por eso han muerto más de 800 mujeres en los últimos diez años. Si más de medio centenar de hombres hubiesen muerto en 2015, hubiera sido portada de todos los periódicos.

Soluciones-limpieza-del-horno.jpg

Seguimos viendo todos los días publicidad sobre productos de limpieza, productos de belleza o extrema delgadez protagonizada por mujeres. Seguimos viendo cómo en espectáculos como la Fórmula 1, contratan mujeres única y exclusivamente para sujetar una sombrilla. La mujer se sigue asimilando con un objeto de observación. Sí, objeto, pasivo y sin voluntad; en este último caso, un palo de sombrilla. “Pero un palo muy estético”, habrán pensado.

Podemos mirar a todo nuestro entorno, desde lo más particular, a lo más general, y veremos como, por ejemplo, la mayoría de las columnas de opinión de tirada nacional son llevadas por hombres. Hace poco, un testimonio en el programa Carne Cruda de un chico de apariencia andrógina comentaba cómo se sentía tratado de diferente forma dependiendo de si pensaban que era un hombre o una mujer. “Si me tratan como hombre me siento más escuchado”, como si tuviera más autoridad, concluía.

Lo cierto es que a las mujeres se les exige a menudo que demuestren más, porque de entrada son menos. Lo cierto es que grandes mujeres han hecho grandes cosas a lo largo de la Historia, y han sido silenciadas, incluso por la historia más progresista. María de Maeztu, Clara Campoamor o Maruja Mallo son solo algunas de las artistas más importantes que la propia Generación del 27 silenció. El 8 de marzo es un día para no olvidarnos de ninguna de ellas, como de Ruqia Hassan, asesinada el pasado año por el ISIS por contar al mundo, vía redes sociales, lo que sucede en Siria, hasta donde los medios de comunicación no se atrevían a entrar.

Clara-Campoamor-discurso-Foto-artehistoriacom_EDIIMA20150418_0076_3.jpg
Clara Campoamor.

El día ocho de marzo es el día de la mujer en lucha, y tomar conciencia de ello es una tarea no del 50% de la población, sino del 100%. No queremos respaldo, no queremos paternalismo ni que nos empujéis; queremos que estéis, que estemos en el mismo bando, porque si no, estamos en bandos contrarios.

Sin embargo, para mucha gente eso no depende de un cambio en el tejido social, entre todas las personas. Esperan que una serie de factores se conjuguen solos, como si un político llegase un día y arreglase el problema con algún tipo de legislación que lo solucionase todo. Pero ocurre al revés; la sociedad ha de moverse para que se cree la necesidad social de propiciar ese cambio.

No es la lucha de la mujer, es la lucha por la mujer, y hasta que no asumamos eso, no tomaremos conciencia como sociedad de la falta que hace un cambio, aquí y ahora.

 

 

Virginia Carbajo.

Anuncios

2 comments

  1. Completamente de acuerdo, cada día hay muchas mujeres que siguen siendo despreciadas, consideradas mujeres florero o que no se merecen el mismo salario o privilegios que sus otros compañeros varones por ser madre por poner un ejemplo. Depende de todos que cambie la situación y los hombres tienen que dar un paso hacia adelante, cogiendo su baja por paternidad, reducción de jornada por cuidado de menores, yendo a las reuniones de los tutores de sus hijos, reclamar un espacio en los baños públicos para poder cambiar a sus hijos o hijas y es probable que entonces cambien algunas actitudes. Ellos no sufren en la búsqueda de empleo las típicas preguntas de ¿quieres tener hijos? ¿tienes colocados a los niños?…

    Me gusta

  2. Es cierto. O como cuando le preguntan a mujeres de relevancia mediática cómo concilian su vidaprofesional con ser madres. A un hombre nunca le preguntan cómo se apaña para cuidar de sus hijos, como si no fuera su responsabilidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s