Isabel Carrasco, nuevos interrogantes, el juicio y el abogado misterioso.


Isabel Carrasco fue protagonista por ser presidenta de todo en León, llegando a acumular 13 cargos sin ningún tipo de rubor. Sus formas autoritarias la llevaron a ser puesta como ejemplo de caciquismo y no fueron pocas las publicaciones que se hicieron eco de varios escándalos y supuestos casos de corrupción en los que Isabel era la clara protagonista.

isabel-carrasco-presidenta-de-la-diputacion-de-leon.jpg

Hoy, la expresidenta de todo, sigue siendo noticia, pero ahora por su asesinato. Asesinato que dejo a todo León con la boca abierta, porque Isabel siempre llevaba escolta, era prácticamente inaccesible y además su forma de ser y de moverse por la ciudad eran las formas de quien se cree intocable, todo poderosa en una provincia en la que ella lo controlaba todo.

Tras su asesinato, ha llegado el momento del juicio, y no habéis sido pocos los que os habéis acercado a este blog buscando información de Isabel Carrasco y los que nos habéis escrito preguntándonos porqué no estamos hablando del juicio. Pues bien, ha llegado el momento, hoy os voy a hablar del juicio que sienta en el banquillo de los acusados a tres mujeres, Montserrat Gonzalez, su hija Triana y Raquel Gago. 

Tras casi dos semanas de juicio, las estrategias de los abogados estan más que claras, la defensa  trata de demostrar que la única culpable es Montserrat González, autora confesa del crimen y sin arrepentimiento por el mismo-“mentiría si dijera lo contrario”, declaró-, pero que actuó bajo un “trastorno de ideas delirantes” y por tanto debe tenerse en cuenta como eximente para rebajar la pena, mientras que su hija Triana y la policía Raquel Gago no sabían nada y deben quedar absueltas.

20160119-635887982408392715_20160119110721-kaOC-U301508105138hxC-992x558@LaVanguardia-Web.jpg
las tres acusadas en el banquillo junto a sus abogados.

La acusación, por su parte, considera que todo forma parte de un plan que llevaban preparando más de dos años, que si no llega a ser por la actuación del policía jubilado, que lo vio todo, hubiera sido el “crimen perfecto”, y que ninguna de las tres acusadas está “loca”.  Aunque tras oír sus declaraciones, tampoco parecen ejemplo de cordura, todo sea dicho de paso.

Pero esto, era lo fácil, lo esperado, lo que incluso ya sabíamos que se iba a escuchar en este juicio desde un principio. Ahora bien, a lo largo de estos días, son varias las dudas que se nos plantean sobre este caso.

Empecemos por el supuesto acoso sexual, del que Triana acusa a Isabel Carrasco, no voy a negar que esto me ha sorprendido muchísimo, no me lo esperaba y me ha costado creerlo, pero tampoco voy a negar que no me queda cierta duda sobre si esto puede ser cierto. ¿Qué queréis que os diga? De Isabel Carrasco me lo creo todo. 

carrasco207.jpg
Triana Martínez, acusada por el crimen de Isabel Carrasco.

Según Triana, su relación idílica con Isabel se se convirtió en un infierno cuando, según declaró esta última “no quise acostarme con ella. Ahí se torció todo y no me dio la plaza que era para mí”.

El presunto acoso de Carrasco a su empleada es tachado por la acusación como estrategia -dado que esta historia tardó muchos meses en salir a la luz- y tal y como aseguró el fiscal, Emilio Fernández, “es algo que no se puede demostrar, básicamente porque Isabel Carrasco está muerta”. Y añadió: “Intentan con esto probar que la víctima tenía maldad y justificar el cobarde asesinato, pero aquí no estamos para juzgar a Isabel, porque está muerta y en España a los muertos no se les puede juzgar”. Y menos mal, que no.

Según Triana, sólo se lo contó a su madre, y aún hoy le cuesta hablar y recordar aquel momento del que no habló “por vergüenza”. Sea como fuere, madre e hija relataron el calvario que Triana sufrió tras rechazar a su jefa. “Se me insinuó sexualmente. Fui a su casa a instalar unas aplicaciones de telefonía. Era la primera vez que iba. Me recibió con un vestido. Me dijo ‘hola’ y pasamos. […] En el salón se sienta a mi lado. Me habla por encima de qué tal en el trabajo y entonces ya empezó: ‘Ay, cómo sois los de Astorga. Se acercó, me dijo ‘qué bien hueles’ y me besó en la boca. Me asusté, me sentí mal, no quería eso. Me quiso tocar y me agarró por detrás porque vio que me quería ir. Me dijo, tranquila, que no pasa nada, quiero estar contigo. Cogí el bolso, me levanté y me pidió que volviera, que me lo pensara bien, que habían salido las bases de mi plaza y tenía mucho que ganar. Dejé de escuchar y me fui”.

Esto ha sorprendido a muchos en León, primero porque el rumor que corrió por la provincia como la pólvora fue que Isabel Carrasco tenía un lío con el padre de Triana y segundo porque nadie pensaba que la víctima pudiese ser lesbiana. Dicho lo cual, también es cierto que si se pregunta por la ciudad, son muchos los que creen que ambas cosas puedan ser ciertas, aunque nadie se atreva a afirmarlo.

Quien sin afirmarlo del todo si ha dado mucha credibilidad al tema, ha sido el abogado José Fernando Cornejo, quien ha declarado: “Me sorprendió esa persistencia en los detalles del acoso de Isabel Carrasco y que se prolongara en el tiempo. No me cuadraba que una presidenta de Diputación hiciera eso, aunque me habían hablado de ello y de que ella (Isabel Carrasco) tenía otra relación sexual con una mujer en Valladolid. Ahí es nada.

Antonio Martínez García, marido de la autora confesa de la muerte de Carrasco y padre de Triana Martínez, ha asegurado este jueves en la sala que el psiquiatra que fue a visitarlas la segunda vez a la cárcel de Mansilla, con el que quedó en el Camino Real de Alcahueja, le comentó que su hija “había tenido un episodio de abuso sexual con la presidenta”. Es decir, el padre de Triana se enteró del abuso por el psiquiatra, cuando esta ya estaba presa en Mansilla de las Mulas.

Por otro lado, el imputado en Púnica y que fue el sustituto al frente de la Diputación de Isabel Carrasco, Marcos Martinez, ha asegurado que “a Isabel no le gustaban las mujeres, eso es una patraña, lo más feo que he visto”. Lo que no se yo es cuanta credibilidad darle a este señor… Eso ya cada cual que juzgue.

carrasco marcos--644x362.JPG
Marcos Martinez con Isabel Carrasco.

Otra cosa que nos ha dejado el juicio y que sorprendentemente no se ha convertido en un escándalo a nivel nacional, es el que se ponga sobre la mesa como funcionaba la Diputación Provincial de León, será por eso de que no se puede juzgar a los muertos o porque no interesa mucho remover la mierda no vaya a ser que el olor se extienda.

El caso es que, los enchufismos, los puestos a dedo y el apaño de exámenes en la Diputación han aparecido en el juicio sin pudor ninguno. Montserrat contó que su hija Triana se había afiliado al PP, porque un amigo suyo era íntimo de Juan Vicente Herrera, ex presidente de la Junta de Castilla y León, y de Javier García Prieto, ex presidente de la Diputación de León, así “que la apadrinaron para entrar en el partido y gracias a eso entró a trabajar en la Diputación”.

Una vez dentro, Todos estaban enchufados. Todos sabían quien era ahijado y padrino de cada uno”, confirmó Triana, que explicó que habían convocado la oposición para darle a ella la plaza, que era suya y todo el mundo lo sabía. “El temario de la oposición lo preparé yo y también elegí a los miembros del Tribunal. Todo se basaba en el enchufismo, estaba todo amañado”, desveló. “Los políticos usan la expresión de ‘vestir el santo’. Para no dejar ver que entras por enchufe en la Diputación hacen el paripé de que entras por una bolsa de trabajo y, luego, una vez dentro te daban la plaza”, prosiguió. Y dijo que esto era algo que todos sabían, lo cual es cierto, porque en la ciudad de León todo esto era un rumor constante.

isabelcarrascoleonesa_560x280.jpg

Según Montserrat y Triana, Isabel hacía lo que quería con Hacienda. “Ayudó a Triana a resolver un problema con un coche que había traído de Alemania. Le dijo, no te preocupes, y lo arregló. Ahí ya supimos que tenía mano”, declaró. Luego lo comprobaron porque, según sus testimonios, acosaba a la hija con Hacienda todo el tiempo. Es más, esto ha sido siempre parte de la leyenda que envolvía a la que fue Presidenta de todo en León, siempre se dijo que gracias a su paso por Hacienda había conseguido mucha información y que eso le había servido para hacerse con todo el poder en la provincia. Sea cierto o no, las acusadas con ese testimonio no hacen más que alimentar más la leyenda negra que envuelve a Carrasco.

Por otro lado, este martes, Ana Isabel Llamazares, trabajadora de la Diputación de León que conocía a Triana, ha asegurado que intensificó las relaciones con Triana una vez que está abandonó la institución. “Me dio pena de Triana, porque le estaban pasando cosas que no me parecían justas”, ha dicho ante el tribunal.

 

342.png.jpeg

A todo esto hay que sumar también que los policías de Burgos que se unieron a la brigada de León como apoyo, han sido puestos en duda en varias ocasiones en el juicio, por su presunta relación con el marido y padre de las acusadas, el comisario jefe de la Policía de Astorga. El papel de los agentes enviados expresamente por el jefe superior de Policía de Castilla y León fue cuestionado por los compañeros de la brigada de León desde un primer momento al descubrir que mintieron a la juez instructora del caso asegurando que no estaban presentes en la casa de Raquel Gago cuando esta entregó el arma homicida. 

¿Por qué mintieron? Según ellos omitieron comentar su presencia porque no figuraba en la comparecencia oficial y alegaron “que se les pasó por alto y no lo dijimos por no desprestigiar la investigación de León”. Una afirmación que ha caído como un jarro de agua fría entre los policías leoneses que ya advirtieron que los tratos de favor hacia las acusadas comenzaron con su llegada. En su declaración los policías de Burgos reconocieron haber sido ellos los que facilitaron el encuentro entre madre e hija en la misma sala de interrogatorios y los que le dieron un bocadillo a Montserrat ante las quejas por el “catering malísimo” de la comisaría.  

3457317.jpeg
Policias de Burgos, cuestionados por su actuación.

Ambos alegaron que es “manifiestamente falso” que fueran amigos del marido comisario de Montserrat -y padre de Triana- y que en ningún momento coaccionaron a la madre para que reconociera el crimen. “¡Qué sicario!, eso lo hago yo”, fueron las palabras de la asesina confesa al enterarse de que la prensa la acusaba de haber contratado a alguien para cometer el asesinato según el relato de los policías. El inspector de la Policía Nacional destinado en Burgos, Alfonso Santocildes, interrogó Montserrat y afirmó en su declaración que la madre, y no la hija, fue la primera en asegurar que la pistola la tenía otra persona implicada. Un enfrentamiento entre ambas sacó a la luz que la tercera en discordia era una policía.
Un último apunte sobre la situación en la que se encontraba el bolso que contenía el arma puso en el disparadero a los agentes. Los de Burgos negaron los datos aportados por la Udef de León y aseguraron que el bolso “estaba encima de la alfombrilla” dentro del coche de Raquel Gago. Un detalle que se suma al testimonio aportado por otros agentes que aseguraron que el registro del vehículo se hizo sin estar ella presente y que se incurrió en un error al desplazar el coche y permitir que la pistola se moviera ligeramente al subir la rampa del garaje desvirtuando las pruebas. 

JuicioLeyn.jpg
Las tres acusadas por el asesinato de Isabel Carrasco.

Por si todo esto fuera poco, el miércoles el abogado de Raquel Gago no se presentó al juicio, por lo que hubo que suspender la sesión. ¿Por qué no se presentó? Pues de momento es todo un misterio, el caso es que Fermin Guerrero, estuvo 20 horas desaparecido. ¿Qué hizo durante todo ese tiempo? ¿Cómo puede desaparecer un hombre en una ciudad como León? 

Veamos, hay algunos elementos confirmados, utilizó su vehículo particular, un ranchera marrón, que nunca movía entre semana porque el letrado reside en la vivienda de Raquel Gago en Eras de Renueva. Durante esas 20 horas desaparecido, ‘algo’ (fuera lo que fuera) le provocó una pérdida de concentración lo suficientemente importante como para responder con monosílabos a los agentes que le localizaron con su vehículo mal aparcado.

Como el coche estaba estacionado y no en circulación no se le pudo someter a ningún tipo de análisis lo que limita la posibilidad de conocer si -por ejemplo- algún medicamento le había provocado cierta “confusión”.

Tampoco ha habido denuncia ni ha cometido delito alguno al margen de las consecuencias que se determinen por su ausencia del procedimiento, motivo que también ha impedido que pudiera ser interrogado en la Comisaría de Policía. En la que se limito a decir, como única explicación: “Estoy bien, no necesito nada, esto es cosa mía”.

Con todo hoy sólo se sabe que durante 20 horas Fermín Guerrero ha sembrado todo tipo de interrogantes. Él ha aparecido pero los interrogantes permanecen. ¿Qué hizo? ¿Dónde estuvo? ¿Le ocurrió algo en ese espacio de tiempo? ¿Forma esto parte de alguna extraña estrategia de defensa? 

imagen.php.jpeg
Fermin Guerrero, abogado de Raquel Gago, tras haber desaparecido.

En fin, como para no generar dudas… Veremos que decide el jurado popular cuando llegue el momento, ante todo lo que se está planteando en este mediático juicio, en el que se decidirá si Triana y Raquel Gago quedan finalmente absueltas o resultan condenadas y en que grado. En el caso de Montserrat la única duda es si consigue reducción de condena por supuesta locura, porque ella misma se ha declarado culpable desde un principio.

Sea como sea, lo que esta claro es que a Isabel Carrasco siempre le acompañará la polémica, hasta después de muerta y una leyenda negra que es un rum rum en León y de la que nadie nunca se ha atrevido a hablar con libertad y no seré yo quien lo haga tampoco. Lo que esta claro, es que si tiramos de hemeroteca y lo sumamos a lo que hemos escuchado en el juicio, todos, ya seamos de León o no, nos podemos hacer una composición muy clara de todo lo que se habló, se habla y se hablará de Isabel Carrasco. Su leyenda, es su legado, aunque sea digna de una novela negra y así será recordada a lo largo del tiempo en tierras leonesas. 

@Nenedenadie

1399910423_747351_1399922875_noticia_fotograma.jpg
el cuerpo de Isabel Carrasco sobre la pasarela.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s