El debate a cuatro, donde solo brilló uno


1449506929_322742_1449525987_noticia_normal.jpg

Por donde empezar, una vez finalizado el debate hablar sobre lo ocurrido, así en caliente parece un ejercicio muy arriesgado, pero justamente por ser en caliente creo que será más honesto a la hora de reflejar mis sensaciones mientras lo he visto.

Para empezar hemos podido ver a tres candidatos a la presidencia del Gobierno y a una “enviada especial” del PP, para cubrir la papeleta de su candidato que no concibe el debate como algo libre y sin preguntas pactadas.

5665f9a2b0375.jpg

El debate ha comenzado fuerte con Pedro Sanchez, “el único partido capaz de liderar el cambio en España es el PSOE. Iglesias y Rivera saben que no ganarán”, lástima que a partir de aquí el líder socialista comenzó a desinflarse hasta casi desaparecer. Por su parte Soraya Saenz de Santamaria, no ha tenido más remedio que defender su asistencia a un debate de candidatos cuando ella no es candidata, “en el Partido Popular somos un equipo, en estos cuatro años hemos decidido entre todos. El presidente de Gobierno considera que hay un debate en el que debe estar, que es con el líder de la oposición”. Es decir, Rajoy no se atreve a hablar con otros candidatos que le puedan sacar los colores y quiere un debate como los que ha hecho siempre, un debate donde todo este pactado y él pueda leer las respuestas, como ya le hemos visto hacer en anteriores ocasiones.

candidatos-debate-Atresmedia_EDIIMA20151207_0591_18.jpg

Por su lado, Pablo Iglesias ha estado todo el debate muy oportuno, se notan las tablas de Pablo debatiendo y sus zascas han sido constantes toda la noche a unos y a otros. “La mayoría de los nuevos contratos son temporales y duran menos de un mes. No tome a los ciudadanos por tontos” le espetaba a Soraya Sáenz de Santamaría. “El gurú económico del PP era Rodrigo Rato, culpable del desastre de Bankia y de su rescate”, siguió Iglesias que no dio tregua a ninguno de sus contrincantes.

Albert Rivera, también muy cómodo y bastante por encima del líder socialista y de “la enviada especial del PP”, pero también titubeante en algunos temas y sobre todo muy tenso en cuestiones que se le escapan porque quizás evidencian que su partido esta algo más a la derecha del centro de lo que él pretende vender. 

CVp02s4WwAIemFx.jpg

Si algo ha quedado claro para todo el mundo es que este debate lo ha ganado Pablo Iglesias, el único que se ha mojado en todos los temas y que ha dejado claro  que  “voy a decir ‘NO‘ si Hollande solicita que enviemos soldados a Siria”. Cosa que los demás han dejado muy en el aire.

En el tema de las pensiones, es donde probablemente hemos visto a una Soraya más cómoda, recordando que ellos no las ‘congelaron’. Al revés, según la vicepresidenta, con el PP, “los pensionistas han ganado poder adquisitivo”. Ademas aseguró que “el PSOE no aportó al fondo de reserva lo que debía cuando gobernó”. Lástima que se le olvido contar que desde que gobierna su partido, se han dedicado a vacíar el fondo de reserva de las pensiones para que les salgan las cuentas. Ojito, porque esto si que va a ser  herencia y de la mala.

1449511382_769184_1449531045_noticia_grande.jpg

Donde Sáenz de Santamaría ya patinó del todo y donde no fue capaz de remontar, es cuando se habló de corrupción. En este tema se abre la veda y Pablo Iglesias aprovecha para decirle a la Vicepresidenta del Gobierno: “Alguien que ha estado tan cerca de la corrupción podía haberse dado cuenta de algo de lo que está pasando en su partido. Ustedes deberían pedir perdón a los ciudadanos”, a lo que Santamaría responde: “El PP no está imputado por ningún delito”. A partir de aquí los zascas no dejan de sucederse y todos desde nuestra casa comprendemos porque Mariano Rajoy optó por esconderse. Temía este momento.

Además de atacar a la enviada especial del PP, Iglesias ha aprovechado para tender una mano a su rival, Albert Rivera, “Podríamos entendernos con Ciudadanos para acabar de una vez con la corrupción de PP y PSOE. Quien ha traído la corrupción a este país no se la va a llevar”

 

Tras eso de nuevo Iglesias y Santamaría se enzarzan y este le recuerda el registro en la sede del PP y los SMS a Bárcenas, ante esto ella ha respondido con el y tu más de toda la vida, el de brocha gorda, pidiendo que Monedero pague sus impuestos. El problema de eso es que ya lo hizo a través de una complementaria y no como muchos de los corruptos de su partido que además de llevárselo se han acogido a una reforma fiscal que parece creada para ellos. 

21-1.jpg

Además de todo esto, han hablado de economía, de violencia de género, de educación… Imposible condensar todo un debate de dos horas en este espacio. Pero no por ello, no voy a dejar de comentar algunas cosas que no me han gustado de este debate. La primera que no fuese un debate a seis o incluso siete candidatos. La segunda la no asistencia del candidato del PP. Y la tercera que no he entendido porque no ha habido participación del publico e incluso de las redes sociales, obviamente de forma controlada y seria, pero me parece que hubiese dinamizado más el debate.

El final del debate ha sido la mejor forma de resumir este debate, los candidatos y la envíada especial del PP, han tenido un minuto para hacer un alegato pidiendo el voto y también aquí hemos visto grandes diferencias. Esto es lo que ha dicho cada un0:

-Pedro Sanchez: “El Partido Socialista es la única opción de cambio que existe en el panorama político”. Apelando a Ciudadanos, afirmó que “hay algunos caminos que pueden llevar a perpetuar a Mariano Rajoy al frente del Gobierno”. Aseguró que su partido será el que vuelva a “levantar el pacto entre generaciones, creando trabajos con salarios dignos y unos servicios públicos de calidad”.

-Soraya Sáenz de Santamaría“La España que queremos es lo que se decide”, ha advertido, y sostiene que el PP tiene “equipo y experiencia” para seguir garantizando el crecimiento, porque es el momento de “empezar a devolver esfuerzos”.

-Albert Rivera: “Tenemos la responsabilidad de votar por nosotros, pero también por nuestros antepasados, que nos dejaron una sociedad de bienestar, economía mercado, europa y libertad”, mitineó Rivera abogando por la “Segunda Transición” y convencido de que “la ilusión vencerá al miedo”.

-Pablo Iglesias: “No olviden tarjetas black, la Púnica, el Luis se fuerte, las colas en sanidad, las preferentes, no olviden los recortes en educación”,…, “La segunda cosa que les voy a pedir es que sonrían. Sonrían al 15-M, a los vecinos de las plazas, a los pequeños empresarios, a los ciudadanos que han impedido desahucios, a Ada Colau, a las madres con jornadas de 15 horas. Sonrían, que sí se puede”

CVp02s4WwAIemFx.jpg

En resumen y atendiendo a sus alegatos finales, es Pablo Iglesias el que apelando a la emoción y a la esperanza ha terminado de rematar a sus contrincantes, que han estado en muchos momentos del debate fuera de juego. A Pedro Sanchez le ha faltado preparárselo bien, porque lo único que ha conseguido con este debate es perder más votos. Mientras que Albert Rivera ha logrado mantener un poco mejor el tipo, pero dejando muchas dudas sobre sus capacidades y sobre todo sus intenciones. Y Soraya Sáenz de Santamaría, ha estado como pollo sin cabeza todo el debate, un elefante en una cacharrería comiéndose un sapo que no le correspondía, hablando por el candidato ausente y por tanto absolutamente limitada.

En cualquier caso, esta noche ha ganado la democracia y atendiendo a las encuestas sobre el mismo, la noche se la ha llevado Pablo Iglesias y seguramente con ella un buen puñado de votos.Y justamente el mayor perdedor es Mariano Rajoy que ha despreciado el debate, ha pasado de la democracia y ha enviado a su fiel escudera a sacarle las castañas del fuego, en vez de ser él quien se batiese con argumentos frente a sus adversarios, y justamente por eso hoy el PP ha perdido sin duda alguna miles de votos. Votos que irán a caer en manos de Ciudadanos, con un Albert Rivera que se ha desinflado debate a debate, pero que aún cuenta con el apoyo de los medios y que por lo tanto, se volverá a inflar pero quizás ya no tanto como parecía. Y por ultimo, Pedro Sanchez, nos ha dejado claro que lleva el PSOE al peor resultado de su historia, solo nos queda por ver a donde van esos votantes, si al partido de Rivera o al de Iglesias.

Yo desde luego apostaría por más debates como este, debates en los que los ciudadanos podemos contrastar los programas de los candidatos y ver como responden cuando son preguntados sobre ello o como tratan de no responder. Esto justamente es un ejercicio de democracia que obliga a nuestros políticos a trabajárselo más. Ojalá llegue el día, en el que este tipo de debate no sea noticia por su excepcionalidad y se convierta en algo común en nuestro país.

DV2195148_20151207215214-kFPB-U30647959412DxH-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s