Mariano y los medios, la Spanish horror story


mariano_rajoy-pp-comparecencia.jpg

Tras cuatro años de Mariano Rajoy y a pocos días de enfrentarnos a unas nuevas elecciones, llega el momento de analizar una de las cosas que más han marcado esta legislatura, la estrategia de comunicación de un Gobierno en el que su máximo responsable ha llegado a huir literalmente de la prensa.

Si por algo se ha caracterizado Mariano Rajoy es por no hablar, por no aparecer, por ocultarse o esconderse tras un plasma y hasta salir corriendo para no tener que contestar preguntas. Curioso, que esta haya sido la tónica justamente en la legislatura de la corrupción sistémica y exacerbada, los mayores recortes sociales, la devaluación salarial y las leyes mordazas entre otras muchas cosas que a cualquier país democrático del mundo les causarían una conmoción y en el nuestro han pasado sin que nadie explique nada. Han pasado porque si. 

Para empezar, si por algo se han caracterizado estos cuatro años de Mariano Rajoy ha sido por las injerencias de su Gobierno en los medios de comunicación, especialmente en RTVE a la que han moldeado a su imagen y semejanza llevándola a obtener los peores datos de audiencia de su historia. 

portadabuena.jpg

Hace unas semanas el diario The New York Times llevaba justamente la falta de libertad en los medios españoles a su portada. El prestigioso diario estadounidense hablaba abiertamente de  lo que considera una gran falta de independencia de los grandes medios españoles, así como el daño que está haciendo a la libertad de prensa cosas tan locas como la ‘Ley Mordaza’  o la politización más que evidente de RTVE.

En un extenso reportaje, el NYT explica que la rápida restructuración de una industria venida a menos −más de 11.000 periodistas han perdido su trabajo en siete años − ha dado pie a una preocupación creciente sobre si los periódicos mejor posicionados en España han perdido su independencia editorial con los problemas financieros, así y sin cortarse un pelo, nombra los recientes cambios en la dirección de periódicos como El Mundo o El País, cambios que llaman la atención de cualquiera y que para este periódico son un absoluto canteo.

Sobre la ‘Ley Mordaza’, el diario estadounidense se hace eco del informe del Instituto Internacional de Prensa que expresa su preocupación por la libertad de prensa en España y pide la derogación de esta ley. En relación a la cadena pública, el New York Times señala directamente a Mariano Rajoy como el responsable de la politización de RTVE al modificar la ley aprobada por Zapatero para poder nombrar al presidente de la corporación sin consenso con otros partidos y da cuenta, citando al presidente del Consejo de Informativos de TVE, de varios casos en los que la radio y la televisión públicas silenciaron informaciones perjudiciales para el Gobierno.

nyt-prensa-españa.png

Vamos todo muy democrático y tal. Pero claro, si fuera solo eso… Pero no, es que ademas del control de los medios, nos hemos encontrado con ministros que amenazaban a cualquiera que les contrariase con inspecciones. Con ruedas de prensa sin preguntas e incluso con anuncios de cosas muy importantes como el rescate bancario en comparecencias en las que nos tuvimos que comer que el Presidente lo llamará “crédito muy ventajoso” mientras desde la Unión Europea nos decían claramente desde un comunicado “Se vigilará de cerca a España”

Rajoy-rescate4.jpg

Mariano Rajoy se ha negado a explicarnos toda su gestión, se ha negado a responder preguntas y nos ha tomado el pelo, por plasma o compadeciendo en sede parlamentaria sobre Bárcenas, eso si al comienzo del verano y permitiéndose el lujo de mentir sin despeinarse.

Y con esta trayectoria, ahora en campaña tampoco podíamos pedir peras al olmo, Rajoy ha salido de la madriguera pero solo para aparecer en programas amables y en los más afines, eso sí, de participar en debates abiertos, con todos y sin pactar las preguntas, nada de nada.

1449075507_168494_1449075589_noticia_normal.jpg

De esta forma, esta noche podremos ver en Atresmedia un debate a cuatro en el que el PP estará representado por Soraya Saenz de Santamaría y no por el candidato a la presidencia del Gobierno, como si ocurrirá en los otros tres atriles. De que el debate sea a cuatro y no a seis es algo de lo que también podríamos hablar, pero sea como sea, lo que queda claro es que Rajoy sigue pasando de la democracia y no estará en este debate. Quizás no sabe Don Mariano, que una cosa es decir “democracia” muchas veces y otra ser un auténtico demócrata, y si miramos a sus modos y a como esta la prensa en nuestro país, pues cada uno que saque sus conclusiones, pero las mías las tengo muy claras, con Mariano Rajoy la prensa española ha vivido su Spanish Horror Story, en nuestra mano esta prolongar todo esto en el tiempo cuatro años más, dejando que hiera aun más fuerte nuestras libertades y nuestro estado de derecho o elegir que entren vientos de cambio que le devuelvan la dignidad no solo a los ciudadanos, que también, sino a nuestra democracia. 

Debate-El-Pais-700x357.jpg

@nenedenadie.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s