1 de agosto, la vacía comparecencia televisiva.


31

Costó y costó mucho, pero finalmente Mariano Rajoy accedió a comparecer en sede parlamentaría para según él dar “su versión sobre el caso Bárcenas”. Comparecer ha comparecido, pero lo que se dice dar su versión…                                                                                                                                                                 La realidad es que nos la ha leído, por leer ha leído hasta “fin de la cita”, que presumiblemente vendría en su “versión” entre paréntesis.

La comparecencia, por parte de Mariano Rajoy, ha servido para que el Presidente eche balones fuera, ponga en marcha una nueva política del miedo, tire del manido “y tú más” y nos demuestre su falta de respeto a las instituciones y a España al mentir de forma descarada en toda su comparecencia.

Rajoy ha mentido desde el comienzo de su comparecencia y sin parar, no lo digo yo porque me apetezca, sino que es algo facilmente comprobable, ayer mismo en eldiario.es, Ignacio Escolar enumeraba todas y cada una de las mentiras que ayer nos regalo nuestro presidente. Podéis verlo aquí.

175137125raj

Rajoy ayer paso por el Senado como si nada, empezó avisando de que no era culpable y que no iba a declararse culpable tampoco, luego al más puro estilo Juan Carlos I, Rey de España, recurrió al “me he equivocado, no volverá a pasar más”, reconvertido en este caso en un “me equivoqué con Bárcenas” y listo. Como si con eso fuera suficiente, el Presidente daba por zanjado el asunto y pasaba al ataque e incluso se ponía gallito y dejaba bien claro que no iba a dimitir, ni a anticipar las elecciones e incluso a fanfarronear de que una supuesta moción de censura por parte de la oposición no le da ningún miedo.

La oposición estuvo lenta de reflejos, bastante suave y sobre todo muy dormida. Muy dormida porque permitieron que Rajoy se saliese con la suya, permitieron que inoculará el veneno de una nueva política del miedo, consistente en que pedir explicaciones sobre el tema Bárcenas según él daña la credibilidad de España y pone en peligro la recuperación económica ahora que ya ha empezado, cuando la realidad es que lo que la daña es un Presidente acusado por corrupción, que lee todo lo que le ponen por delante, si, hasta el “fin de la cita” y que se esconde y huye de dar explicaciones, llegando incluso a trucar ruedas de prensa o a darlas desde un plasma y sin turno de preguntas.

Por otro lado, esas campanas al vuelo que esta lanzando el Gobierno de que las crisis ya se ha acabado y que ya estamos en la recuperación son cuanto menos demasiado optimistas y es posible que dentro de unos meses nos vengan a decir que la recuperación se frenó porque El Mundo siguió publicando cosas de Bárcenas. El dato objetivo es que en España todavía no hay crecimiento económico y aunque si hay algunos datos buenos, no podemos obviar que estamos en verano y que es época de turismo y empleo estacional. La realidad de esos buenos datos la veremos este otoño-invierno y algo me dice que al final no serán tan buenos.

933909_10151827826509863_1585991517_n

Utilizó Rajoy en su réplica el recurso “Sálvame” y empezó a tirar mierda para todos lados en forma de “y tú más”, por sacar mierda saco a pasear hasta al mismísimo Roldán y sin despeinarse ni ponerse colorado, aunque fuese un poco solo. Atacó incluso a Pedro J. y su periódico El Mundo olvidando que ese mismo periódico en su momento le hizo una gran campaña que sin duda le ayudo a ganar las elecciones. Y de autocrítica cero, tan solo reconoció un error, “haberse equivocado y creído a Bárcenas”, porque en un primer momento pensó que era todo una conspiración socialista y del Juez Garzón, para acabar con el PP. Vamos lo más normal del mundo.

Alfrdo_Perez_Rubalcaba-lider-oposicion-Mariano_Rajoy-Parlamento-Luis_Barcenas_MDSVID20130801_0027_8

Ayer asistimos a una comparecencia en la que la oposición española perdió la oportunidad de dejar en evidencia a un Presidente que miente cada vez que habla y que lo hizo en sede parlamentaría sin ningún pudor. Si mintió en tantos y tantos momentos, como bien señala el compañero Ignacio Escolar en su artículo, ¿cómo vamos a creer nada de lo que diga nuestro Presidente? ¿Por qué voy a creer que se equivocó cual niño de 3 años al creer a Bárcenas?

La verdad es que las explicaciones de Rajoy fueron pobres y bastante inverosímiles, pero justamente por eso se entiende menos que no se le apretasen más las tuercas y no se hiciera llegar el mensaje a la ciudadanía de que el Presidente estaba mintiendo.

Ahora, vacaciones y aquí no ha pasado nada. ¿Qué hemos conseguido? Nada. Solo que medio mundo se eche unas risas con los vídeos del Presidente de España leyendo hasta “el fin de la cita”. Eso es todo lo destacable de una comparecencia que pareció un espectáculo televisivo más que un debate parlamentario y donde faltó mucho contenido y sobre todo seriedad. Me cuesta creer que la oposición española no tuviera tiempo para prepararse mejor un debate donde tenían muy fácil ganar.

Cayo_Lara_comparecencia_Rajoy_caso_Bárcenas

Tampoco voy a decir que Rubalcaba no tuviera sus buenos momentos, porque los tuvo y reconozco que estuvo mucho mejor de lo que últimamente nos tenía acostumbrados, lo que no quiere decir que podía haberse lucido mucho más y eso hubiera sido en su propio beneficio. Lo mismo aplica para Cayo Lara o Rosa Díez, ambos me gustaron en algunos momentos pero también creo que podían haber dado mucho más de si y que desaprovecharon una muy buena oportunidad de mostrarse como dos fuerzas políticas capaces de hacer frente al bipartidismo y erigirse como la alternativa a tanto despropósito.

rosa-diez-3_foto960

Ojo, la Señora Díez lanzó 20 preguntas al Presidente de las cuales Rajoy no le contestó ninguna, es más, Rajoy en su réplica se dirigió solo a Rubalcaba ignorando por completo al resto de fuerzas políticas, porque se ve que le parece que son menos importantes, lo que es muy grave, no está ignorando a Rosa Díez o a Cayo Lara sino a sus votantes, que son a los que representan. Esto fue, simple y llanamente un insulto a la palabra democracia y un agravio a los miles de españoles que apoyan a esos partidos. Se olvida Rajoy, que mal que nos pese a muchos, es el Presidente de todos los españoles y que las explicaciones que ayer iba a dar eran para todos, no solo para sus votantes que es a quienes realmente quería él tranquilizar.

cospe_efe--478x270

En fin, hemos tenido más de lo mismo, es decir mala política y chabacanería parlamentaría y en eso podríamos resumir la comparecencia del 1 de Agosto. Ahora todos nuestros políticos se van de vacaciones, porque ellos cobran lo suficiente como para irse y nosotros nos quedamos como estabamos, sin saber lo que es cobrar en “diferido simulado”. (Fin de la cita)

999818_10151513859381570_1801629431_n

Anuncios

2 comments

  1. Está claro que no nos decepcionó la intervención del Sr.Tajoy,dijo lo que sabiamos iba a decir,es sencillamente, NADA de interés,reconoció,eso si,los sobre-sueldos y demás incentivos alegales devengados por varios de sus miembros,él dijo haberlos declarado a Hacienda,dejando en el aire, y como responsalibildad personal, lo que hicieran sus compañeros de partido,aquí es cuando la Fiscalía debería actuar de oficio y verificar si dichos sobre-sueldos se declararon, o no, efectivamente a la Hacienda pública y en concepto de qué, puesto que eran incompatibles con sus sueldos de Ministros y similares.
    Esta comparecencía no ha sido un punto y final,es simplemente una tregua hasta pasado el verano,las muchas preguntas no respondidas deberá serlo en un futuro no muy lejano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s