Miedo, hambre, dolor, llanto… Los Niños de Siria.


Cuando empece este blog siempre tuve en mente que quería que esto sirviese de algo, por eso hoy quiero llamar vuestra atención sobre un conflicto, Siria, más concretamente sobre el horror de una guerra que se prolonga en el tiempo castigando a los más débiles, los niños.

La situación en Siria tras tres años de conflicto es absolutamente dramática, más si tenemos en cuenta que el 44% de la población de Siria es menor de edad. Siria es un país muy joven, tiene una media de edad en torno a los 22 años; el 34% de la población es menor de 15 años y las familias son muy numerosas, especialmente en el campo, donde la guerra ha sido y es más abierta.

Ejercito Sirio en Homs.
Ejercito Sirio en Homs.

El ejercito en un claro intento de reducir sus bajas ha sustituido el cuerpo a cuerpo por el lanzamiento de bombas, una estrategia de poca precisión en el campo de batalla, que se ceba con las víctimas civiles y, entre ellos, con los niños.

Campo de refugiados
Campo de refugiados

Las cifras son escandalosas, según Donatella Rovera, investigadora de Amnistía Internacional, en una grabación difundida por la organización en el segundo aniversario de la guerra: “Cada vez que una casa es alcanzada la mayoría de las víctimas son niños”.

Un bebe cubierto de sangre en Siria
Un bebe cubierto de sangre en Siria

El conflicto ya alcanza su tercer año y pone en riesgo a toda una generación de niños y niñas que están sufriendo la violencia, el hambre por la escasez de alimentos y  recursos básicos y los desplazamientos a gran escala. Como consecuencia del conflicto han muerto 70.000 personas en Siria, y hay 4 millones de personas afectadas dentro y fuera del país, de los que 2,6 millones son niños. 

Niños de Siria
Niños de Siria

Siria es ya el escenario del horror, miles de niños han muerto, muchos fueron torturados, detenidos y hechos desaparecer e incluso han sido usados por los grupos armados, como ha denunciado la comisión independiente de la ONU que investiga los crímenes de guerra y como atestigua la foto que va debajo de estas líneas en la que podemos ver a un niño sirio con un Kalashnikov en las manos.

Un niño sirio con un Kalashnikov en las manos. AFP
Un niño sirio con un Kalashnikov en las manos. AFP

Los campos de refugiados están plagados de niños, según datos de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), más del 50% del millón de huidos de la batalla tiene menos de 18 años. Unicef cifra el numero de niños desplazados en 800.000, mientras los que siguen en Siria continúan pasándolo mal en medio de un conflicto que parece no tener final. Además uno de cada cinco colegios dentro del territorio ha sido destruido, dañado o arrebatado a la educación para acoger a las víctimas –en Alepo, solo el 6% de las escuelas están aún en uso, por lo que no es nada descabellado hablar de generaciones perdidas y de infancias robadas.

Niños refugiados en Siria
Niños refugiados en Siria

Mientras, en Europa batallamos con nuestra crisis económica y con unos gobiernos que se han olvidado de la gente, de los problemas reales de la población mundial y especialmente de los niños. Pero nosotros  no podemos hacer lo mismo, no podemos mirar hacia otro lado mientras miles de niños mueren de hambre, son torturados o resultan mutilados por bombas. No podemos quedarnos indiferentes ante una realidad tan cruel e injusta.

El horror y el sufrimiento de los niños en Siria.
El horror y el sufrimiento de los niños en Siria.

Personalmente me produce repugnancia la utilización de los menores en las guerras, la mayoría de estos niños están terriblemente traumatizados y así lo recoge “Untold Atrocities”  (Atrocidades no contadas), un conjunto de relatos del conflicto por parte de niños y sus padres que están recibiendo ayuda de “Save the children” después de haber huido del conflicto en Siria y del que os saco un par de historias traducidas al español:

Hassan, photo by Save The Children.
Hassan, photo by Save The Children.

Un adolescente de 14 años de nombre Hassan afirmó haber visto cuerpos mutilados y perros comiendo partes humanas durante dos días.

Otro, Wael, de 16 años, dijo que “un pequeño de 6 años fue torturado más que ningún otro en esa habitación. Solo sobrevivió durante tres días y después se murió”.

130313-syria-children-6a.photoblog600

Esto es la cara B de la guerra, la parte más cruel, la que no queremos ver porque ya tenemos bastante con nuestros problemas. Una realidad que esta ahí y que debería avergonzarnos a todos como especie.

Yo no quiero vivir mirando hacia otro lado, no quiero vivir en un mundo donde esto no nos importe porque pasa lejos de nuestras vidas, porque estos niños son víctimas inocentes de un conflicto que no pueden entender y que ha convertido sus vidas en un infierno de muerte, sangre, fuego y dolor. Ningún niño debería criarse en un mundo así y desde luego nosotros no queremos ser quienes les den la espalda. A veces nos olvidamos de que hay otros que están mil veces peor que nosotros y no está de más que nos demos cuenta de que en este mundo se cometen miles de atrocidades al día contra los más débiles, los niños.

PUEDES COLABORAR A TRAVES DE:

Médicos Sin Fronteras

Unicef

Acnur

Foto Unicef.
Foto Unicef.
Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s