Rescates, distracciones “españolizadas” y un montón de sueños rotos


Estamos en ese momento frío, solitario y silencioso. La cuenta atrás ya ha comenzado y todo se llena de una calma desquiciante, donde el tic-tac del reloj te puede llegar a volver loco.

Falta poco, muy poco para el Rescate Total a España, periódicos como The Wall Street Journal lo anuncian ya como algo inminente, mientras en España parece que nos hemos olvidado de la sombra de la intervención total, de esos hombres de negro que vendrán a recortarnos más o de esas ordenes de Bruselas pidiendo mas tributos, más sacrificios y sobre todo más asuteridad.

En estos días el Gobierno se ha ocupado de distraernos y han dejado suelto a uno de los bufones del reino, que con sus chascarrillos franquistas, que quizás él encuentre ingeniosos pero que son indignantes por todo lo que implican, se ha dedicado a alimentar la polémica sobre Cataluña. Habrá pensado alguno de los miles de asesores que tiene el PP, que si a Mas le ha servido la trama independentista para que los catalanes no hablen de como ha metido tijera sin parar en sus vidas y en su bienestar , también les podría servir a ellos para poder coger aire y que por unos días no se hable de lo que hoy es inminente, el Rescate a España. Bueno, mejor dicho , el Segundo Rescate a España.

Lo malo de estos silencios, de estos momentos de burda distracción es que son la clara señal de que algo malo se avecina. Rajoy ha estado esperando la señal de Alemania para pedir el Rescate, mientras el mundo entero le pedía que lo hiciera efectivo ya. Las presiones han llegado de todos lados y aunque no fuera así, la realidad es que España no aguanta más, no puede sola y no tiene otro remedio que pedir ayuda.

Y justo cuando se acerca el momento, descubrimos que volvemos a ser un país de emigrantes, que en el último año ha habido estampida, porque el Gobierno que nos prometió en campaña trabajos para todos y solucionar la crisis, nos ha obligado a marcharnos, porque nos ha dejado sin opciones. Porque con su mala gestión han conseguido que todo fuese a peor y que muchos se dieran cuenta de que no tenían ningún futuro en España.

Ya podemos sentir el aliento del Rescate, el frío, la humillación, el dolor y sobre todo el miedo. El miedo a que nos recorten más, a que nos sigan arrastrando a los infiernos, a no saber hasta donde están dispuestos a llegar.

Todos los periódicos hablan de cifras, del rescate, de políticos y economía, pero ninguno habla de nosotros. A nadie parece preocuparle que la pobreza se extienda por nuestro país, que cada vez más personas recurran a los servicios sociales o directamente a la caridad, que el futuro de los jóvenes este fuera de nuestras fronteras y lejos de los que queremos.

Hoy los principales periódicos del mundo dan estos titulares y ninguno habla del sufrimiento, del dolor, de la humillación a la que estamos siendo sometidos en favor de una austeridad, que no es más que sacrificarnos para pagar unas deudas que son fruto de la mala gestión de bancos, políticos y especuladores.

Spain Outlines Bailout Path Wall Street Journal

Spain prepares to make rescue request Financial Times

RPT-Spanish aid request from euro zone seen in November Reuters

Son algunos ejemplos de los muchos que podemos encontrar y ninguno habla de personas. Nos estamos acostumbrando a los números, hasta nos estamos creyendo que la economía esta por encima de nosotros y que recortar es la solución para recuperarnos. Curioso que la solución no deje de hundirnos y nos lleve ya a pedir un segundo rescate.

Parece que lo único que importa es que quienes nos han prestado cobren su dinero y sus suculentos intereses mientras, además, nos imponen más austeridad y nos castigan por haberles pedido prestado. Y eso si, los responsables de todo este embrollo siguen tranquilamente con sus vidas como si no fuera con ellos.

Si, hoy es tiempo de silencio, de vergüenza, de sentir el miedo a que mañana no podamos seguir permitiéndonos vivir o sobrevivir. Hoy es ese momento de espera, de fría e interminable espera. Pero ya os digo que no podemos quedarnos paralizados por el miedo, que debemos romper ese silencio, perder el miedo y empezar a gritar bien alto, como una sola voz, para que nos escuchen. Para que no olviden que la soberanía reside en el pueblo, que quienes les pagan no están contentos y que definitivamente queremos que nosotros las personas, seamos el motivo por el que hay que luchar.

El momento ya se acerca, el Rescate es inminente, podemos esperar en silencio o reaccionar y mostrar nuestro profundo rechazo a lo que se nos viene encima. No se lo que pasará, no soy adivino, pero lo que si que se, es que el tan temido Rescate ya esta en la puerta a punto de tocar el timbre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s